Seleccionar página

Existen varios alimentos que pueden afectar tu salud y con esto dañar también al feto durante el embarazo. Por lo tanto debes tener algunos cuidados a la hora de comer y tomar precauciones.
La etapa de embarazo es importante en la vida de la mujer, no querrás pasar un mal rato por un capricho o antojo.

alimentos que consumir en el embarazo

Debes tener una dieta balanceada durante el proceso de gestación.

Cuando una mujer sabe que está embarazada, debe pensar en todos los alimentos que debería consumir. La leche y sus derivados, huevo, cereales, pasta, frutas, carnes, pollo, pescados, verduras, vegetales, legumbres, entre otros. Aunque varios de estos alimentos deben cocinarse bien y no ingerirse crudos, otros sólo se podrán comer poco y algunos es mejor evitarlos para no tener inconvenientes.

¿Con qué alimentos debo tener cuidado?

  •  El pescado fresco y los mariscos crudos: Malas noticias para las amantes del sushi; los alimentos provenientes del mar que no han pasado el proceso de congelamiento, suelen contener anisakis.

El anisakis es un gusano que habita en el sistema digestivo de los peces y los mamíferos marinos. Puede provocar intoxicaciones, igual que la toxoplasmosis, ésta también se encuentra en estos alimentos y a pesar de no ser dañina para la madre puede ser peligrosa para el bebé.

  •  La carne: No debes preocuparte si te gusta comer la carne bien cocida. Pero si eres amante de la carne poco hecha es otro caso. La carne a término inglés o medio no son recomendables ya que pueden poseer toxoplasmosis.
  • El hígado no es recomendable, aunque posea grandes cantidades de vitamina A, puede afectar el desarrollo del embrión.
  • Las sales: Al sazonar tus comidas trata de hacerlo sin sal, aunque sea difícil para el gusto, te ayudará a librarte de la retención de líquidos. Evítala en los restaurantes.
  • La cafeína: Las futuras madres deben disminuir el consumo de café y las bebidas con gas. Lo recomendado es beber café descafeinado, la cafeína también la puedes encontrar en chocolates, té y refrescos.
  • Las bebidas con gas contienen exceso de azúcares, que no son convenientes para el feto.
  • Los productos no pasteurizados: Varios productos lácteos tienen dos formas de
    ser comercializados, pasteurizados y no pasteurizados.  Los productos no pasteurizados pueden tener una bacteria llamada Listeria monocytogenes, provoca infecciones graves y dañinas para el feto y la madre.